20 feb. 2012

Un disfraz de mono "last minute"

Este año, por una razón un otra, me ha pillado el carnaval por sorpresa, así que ya me veis a golpe de sábado por la mañana preparando un disfraz de última hora para nuestro pequeño. Bueno, más que para él, para sus papás y amigos, porque el pequeñito todavía no sabe de qué van estas fiestas.
El caso es que con tan poquito tiempo no tenía muy claro de qué lo íbamos a disfrazar, pero lo que sí sabía era que quería que fuese hecho por mí. Recordé que Tes Pés al Miayo había hecho un genial recopilatorio de "Disfraces Express", entre los que aparecía uno de mono que me había encantado... Sencillo, calentito y simpático ¡era perfecto para nosotros! A estas alturas de la película, en la tienda ya no quedaba casi ninguna tela de carnaval, así que me las tuve que arreglar con un retal de pelo largo. Os dejo a continuación el proceso de este disfraz tan facilito y a la vez agradecido:


Para sacar el patrón he utilizado una sudadera, con la que dibujé la parte delantera y trasera del cuerpo.

He colocado las dos partes con los derechos tocándose, para coser los laterales y  uno de los tirantes.
El otro lo dejo sin coser, para colocarle dos corchetes.

Para sacar el patrón de la cabeza utilicé una capucha que le queda algo grande, para que no le apretase.
Cortamos 2 partes iguales, dejando un pequeño pico en la frente.

Cortamos las orejas. 2 piezas de pelo y 2 de fieltro.

Cosemos las dos partes de las orejas por el revés y les damos la vuelta.

Cortamos dos rectángulos, los cosemos por el revés y le damos la vuelta.




Le damos forma al rabo y colocamos un plátano de fieltro en la punta
Cosemos las dos partes que forman la cabeza por la parte trasera.

Como la tela era bastante dura, le añado un forro de tela de camiseta, cosiéndolo según se ve en la imagen.
Hacemos una abertura para colocar las orejas, sólo en la parte peluda, y cosemos por dentro a máquina.

Yo le he colocado un botón y una goma con pequeños ojales para asegurar el gorro bajo el mentón.


¡Y este es el resultado!



6 feb. 2012

Una funda para el móvil (SGOC)

Hace unos días La Pantigana lanzaba al aire la idea de que los novios/maridos son los grandes olvidados de la casa en cuanto a la costura se refiere. La verdad es que cuando lo leí solté una carcajada, porque al menos en mi caso esto es así, tal cual. Juro que he tenido una chaqueta de su uniforme más de dos meses esperando a ser arreglada... y no es por no tener tiempo para la costura, si no porque siempre me apetecía coser otras cosas. Yo funciono a base de arrebatos de inspiración y claro, se da la casualidad que todos mis arrebatos van enfocados hacia otras personas... ¡qué le voy a hacer! 

En fin, el caso es que desde el primer momento acepté gustosamente el reto de la SCOG (Setmana Gran Oblidat de Casa) y lo que me pareció muy sencillo al principio se me fue complicando con el paso de los días. Por un lado, no conseguí tener mucho tiempo costuril, ni robándole horas al sueño (las que le robé las tuve que destinar a otras cosas) y por otro, no me había dado cuenta que de coser para un chico, o al menos para el mío, no es tarea fácil: no usa bolso, ni neceser, ni braga polar, ni pijama... ¡no usa nada! Después de mucho pensar se me ocurrieron tres ideas: una especie de estuche para las herramientas pequeñas (descartado por desgana: había hecho uno en navidad y tenía otro encargado), unas alforjas (descartadas por falta de materiales. No tenía ni la tela adecuada, ni los cierres) o una funda para el móvil (nos quedamos con la idea más sosa pero la que tiene también más garantía de éxito).

Os dejo a continuación una pequeña esplicación por si vosotras también sentís la necesidad de coser algo apra vuestros respectivos o para quién os apetezca:

Tomamos dos rectángulos de tela, uno para para parte exterior y otro para el forro.

Ponemos las caras buenas tocándose y cosemos una de las partes largas.

Tomamos una cinta ancha y la cosemos en el forro, centrado en lo que calculamos que sea la mitad de la parte posterior. Esta cinta nos servirá para sacar el móvil de la funda sin esfuerzo.

Colocamos el móvil encima y calculamos las dimensiones contando con el margen de costura.

Doblamos la tela en el otro sentido y marcamos la línea de costura para hacer el lateral de la funda de móvil.

Después de pasar la primera costura, recortamos el sobrante y pasamos una segunda costura para asegurar el lateral.

Cosemos la parte inferior por el derecho de la tela. En mi caso, tuve que darle forma de las esquinas.

Le damos la vuelta y cosemos por el interior, con la técnica conocida como "costura francesa"

Yo le he añadido una pequeña marquita para identificar la parte delantera.

¡Sólo queda disfrutar de ella!